NI EN CIENCIA, NI EN EDUCACIÓN, NI EN SANIDAD NI EN INVESTIGACIÓN: EL GOBIERNO “INVIERTE” EN ANTIDISTURBIOS

La deriva totalitaria y castrense del gobierno del Régimen parece no conocer medida. En un golpe de efecto, después de haber repetido hasta la saciedad el mantra o letanía “no hay dinero, las arcas están vacías”, y haciendo un guiño macabro a sus ciudadanxs, ha decidido invertir 3,26 millones de euros en material antidisturbios y protección de los UIPs para 2013. Esto supone un aumento del 1.780 % con respecto a los 173.670 euros de 2012. El dispendio en fuerza bruta continuará los años siguientes (suponemos que al mismo ritmo frenético en que ascenderá el paro): 3,19 millones de euros para los años 2014 y 2015.

Parece ser que esta partida, totalmente al margen de los Presupuestos Generales del Estado para Interior, ministerio para el que se preveía una reducción del 6,3 %, es la única que aumenta de manera astronómica, constituyendo un caso único en estos tiempos de austeridad y miseria generalizada.  Para más inri, en ningún lugar se concreta en qué material se va a gastar esa descomunal suma de dinero – la respuesta pronto, en su desahucio, manifestación o concentración más cercana. El armamento habitual de este cuerpo suelen ser pistolas, subfusiles Z 70, escopetas Benelli lanza pelotas de goma, grilletes, escopeta Franchi, Cetmes, tres clases de escudos, defensas, chalecos anti-traumas, máscaras anti-gas, bastones anti-motines, artificios fumígeros y lacrimógenos, pero no excluimos que el gobierno nos sorprenda con armas aún más contundentes. También aumenta con 378 agentes más el contingente de Madrid.

Así pues, en un momento en que “no hay dinero para nada”, en que se recorta en sanidad, en educación, en investigación, en ciencia, en infraestructuras, en ayudas a dependientes y a paradxs y hasta en el velo del paladar, el gobierno destina un total de 9,64 millones de euros para gastos de material represor para los próximos tres años. Este dinero no va a repercutir en nada en la seguridad ciudadana – programa en el que sí se recorta –. Simplemente sirve para dotar de mejores y más sofisticados instrumentos de violencia a la seguridad semiprivada de los políticos – semiprivada porque la paga el contribuyente y únicamente actúa en beneficio de una élite muy reducida -.

De este modo, el dinero que se va a sustraer a enfermxs, estudiantes, investigadorxs, paradxs, funcionarixs, dependientes, etc., se va a destinar a armamento para el cuerpo más represor de las Fuerzas de Inseguridad del Estado. Las UIPs constituyen un cuerpo paramilitar armado cuya función exclusiva, desde hace años, es proteger a la casta política de las protestas populares, y servir de brazo armado en el desmantelamiento de la disidencia política. Se trata de una guardia pretoriana gubernamental, como la existente es todas las dictaduras, de agentes muy especializados, preparados y agresivos, que obedecen sólo a órdenes de cargos políticos – Delegación de Gobierno – y no policiales, con un sueldo mensual base que ronda los 1.800 euros y se ve substancialmente aumentado por dietas de desplazamiento, complementos de destino, etc. Son habituales en los desahucios, donde actúan con especial virulencia, y en los desalojos de okupas.

Este tipo de datos ponen en evidencia, una vez más, el género de Régimen autoritario, despiadado con la población y sus necesidades, en que vivimos. Mientras personas subsisten con apenas lo mínimo, sin hogar ni sueldo y padeciendo hambre, este “gobierno” gasta cifras astronómicas en armamento y refuerzo de los contingentes para reprimir por la fuerza cualquier intento de protesta. Pero detrás de esta horrible maniobra se esconden intenciones aún más perversas, inhumanas y tenebrosas. El plan del Estado (como puede deducirse de documentos como este:  http://www.sepg.pap.minhap.gob.es/Presup/PGE2012Proyecto/MaestroDocumentos/PGE-ROM/doc/1/3/13/3/2/5/N_12_A_R_31_116_1_2_3_1132A_C_1.PDF) es aplicar las estrategias paramilitares que ha estado utilizando en el conflicto dentro del País Vasco a todo el país y dirigirlas contra la disidencia política y social en todo el territorio del estado español, sea del signo que sea  y para ello necesita hacer acopio de armas y defensas para pertrechar a este nuevo ejército. Además, la policía española se ha unido al proyecto EUROGENDFOR que aúna a las policías militarizadas de Italia, Rumanía y Portugal (países todos con pasado reciente de dictaduras) y de Francia y Holanda (aliados de los nazis), cuerpo creado para la “gestión de crisis internacionales” y que ya ha intervenido con dureza para reprimir a la población griega. Todo ello augura un panorama cercano de represión militarizada con un costosísimo presupuesto nacional  y europeo dentro de los países del sur de Europa.

El gobierno va preparando minuciosamente una bomba de relojería de ingeniería social – mucho peor que la de cualquier terrorista – que, si no es detenida a tiempo, estallará sin duda en pocos años y aniquilará desde dentro los escasos restos de libertad que aún vayan quedando en la sociedad en la que vivimos.

Agregamos algunos otros links de interés:

http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/36433-del-estado-social-al-estado-policial-aumenta-un-1780-el-gasto-en-material-antidisturbios.html

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/10/30/economia/1351613307.html

http://politica.elpais.com/politica/2012/10/06/actualidad/1349536826_123533.html

http://www.publico.es/espana/444851/los-antidisturbios-de-madrid-se-refuerzan-con-378-agentes

http://www.wikileaks-forum.com/index.php?topic=5353.0

http://www.eurogendfor.org/

http://www.sott.net/article/244859-Eurogendfor-the-private-army-of-the-EU-ready-to-march-to-Greece

 

Anuncios