LA CALLE  COMO GUANTÁNAMO: UN NUEVO INVENTO DE LA “DEMOCRACIA” CAPITALISTA

Cuando estas cosas pasan en Rusia, o en China, se lanza desde Occidente el grito al cielo: “¡Dictadura!”, “¡Totalitarismo!”. Cuando suceden aquí, las autoridades – y sus voceros, que son legión – elogian “la magnífica actuación de la policía”.

El pasado miércoles 16 de Mayo, y siguiendo lo acordado en la Asamblea General de Sol del 15 de Mayo de organizar una cacerolada cuando la prima de riesgo superar los 500 puntos, cientos de personas – cerca de mil – se lanzaron a Sol en señal de protesta. La policía intentó, como siempre, intimidar a las personas identificando a varias de manera aleatoria en la misma plaza, pero su amenaza careció de efecto: los allí presentes sacaron sus cacerolas y dieron comienzo a su ruidosa y pacífica protesta.

Después de unos cuarenta minutos, la masa decidió acercarse al cercano Banco de España para hacer constar su descontento. Fue entonces cuando se encontraron con un desproporcionado y delirante despliegue de “anti”disturbios en la calle Alcalá, formando una compacta barrera de agentes armados en formación militar. Los manifestantes se dieron la vuelta para evitar cualquier enfrentamiento y entonces el delirio se hizo realidad: otra hilera militar les cerró el paso y les enjauló, en medio de la calle, en un provisional Guantánamo, reteniéndoles durante más de una hora y suspendiendo durante todo ese tiempo sus derechos en el limbo de la ilegalidad.

Fueron momentos de tensión, de angustia y de claustrofobia. Haciendo presión, los mandos de esta gloriosa operación decidieron que sólo saldrían del ignominioso cerco las personas que se identificaran y se entregaran a una cuantiosa multa de unos 300 euros. Naturalmente, como ya es costumbre y conculcando de nuevo la ley, los agentes que exigían identificación iban sin identificar. La mayoría se negó, el grupo resistió y se constituyó en asamblea. Desde fuera de esta cárcel improvisada, multitud de personas gritaban en solidaridad con lxs “detenidxs in situ”.

Después de más de una hora de secuestro, y dado que la situación era insostenible desde cualquier punto de vista, se llegó a una negociación y se permitió a la multitud de secuestrados acceder a Sol sin identificaciones. Fue un triunfo de la acción popular, aunque a costa de ser privados de libertad durante un largo espacio de tiempo.

Lo sucedido en la calle Alcalá es de una gravedad extrema. Este tipo de actuaciones policiales ya habían sido puestas en práctica en Grecia con el movimiento Den Plirono, con lo que se demuestra que la policía española se está helenizando. A nivel legal, supone privar de libertad a cientos de personas por unas horas sin existencia de juicio previo alguno, ausencia absoluta de procedimiento y de intervención judicial y al margen de cualquier ley existente. Los paralelismo con Guantánamo son horrendos: personas retenidas sin ningún derecho y sin representación posible de un abogado – pues se aniquila desde el principio cualquier marco legal existente o posible –. Una especie de Guantánamo efímero en nuestras calles que viola los derechos humanos más elementales y pone en evidencia, una vez más, cómo el Estado pasa por encima de sus propias leyes cuando le viene en gana.

Este ominoso sándwich humano en nuestras calles es una parábola del mundo en el que nos obligan a vivir: un bocadillo de personas, bien empaquetado por la policía, para saciar la voracidad de banqueros y grandes capitalistas. Encerradxs, secuestradxs en la ciudad-estado, en las metrópolis de la avaricia, las personas son coaccionadas a diario por una maquinaria inhumana y deslegitimada a vivir una vida que ya hace mucho no desean.

Este sistema tan miserable se cimenta sobre el miedo, impuesto y generalizado a través de la violencia de todo tipo de instituciones. Vencer al miedo es vencer al sistema. Ese es el camino que debemos seguir todxs juntxs, con la solidaridad y la unión de un campamento gitano. Está en juego nuestra dignidad como seres humanos.

Axz R., de la Asamblea Antirrepresiva en Madrid

Más fotos:

http://fotograccion.org/wp/2012/05/fotos-cacerolada-%C2%A1la-prima-esta-en-500-y-secuestro-policial/

Crónica radiofónica:

http://www.rtve.es/alacarta/audios/carne-cruda/carne-cruda-cacerolada-15m-roberto-fonseca-17-05-12/1410049/

Vídeos:

(Secuestro)

(Fin del secuestro)

Anuncios