La multa que presentamos la ha recibido un compañero que el martes 14 de Febrero de 2012 estuvo en la puerta del Sol en una reunión del café indignado, una más de tantas otras que se llevan haciendo  desde hace varios martes. Sin embargo, aquel día la policía procedió a identificar y multar a quienes se reunieron… y a quienes pasaban por la plaza.

A continuación contamos lo que ocurrió realmente, para que puedan compararlo con la acusación, falsa, que ha emitido la policía:

1) En la reunión no se encontraban 35 personas, de hecho no llegaban ni a 21, número a partir del cual se puede disolver una reunión en un espacio público si no se ha comunicado previamente a la delegación del gobierno. Lo que la policía hizo fue incluir dentro de la reunión a los curiosos que se acercaron a ver que ocurría al presenciar la policía en la puerta del Sol identificando a personas así como a viandantes desprevenidos que paseaban cerca del lugar.

2) La policía no comunicó en ningún momento que la reunión que se estaba teniendo podía ser sancioanada (algo lógico teniendo en cuenta que no llegaban a 21 personas) y procedieron a identificar sin diálogo previo.

3) Por tanto, la acusación de desobediencia al mandato de la autoridad es falsa en tanto que ni se incumplió ninguna norma ni se desobedeció ninguna indicación de la policía.

Esta multa es un claro ejemplo de como la delegación del gobierno del partido popular, bajo las órdenes de Cristina Cifuentes, está intentando utilizar medios menos visibles como son las multas para impedir reuniones de cualquier colectivo (esta ocasión ha sido el 15M pero podría ocurrir con cualquier grupo de individuos) que consideren que pueden perjudicarles.

¿Tanto miedo tienen a una reunión de ni 20 personas?

Lo que estas multas han demostrado es que tenemos fuerza para plantarles cara en la futura represión que nos van a realizar (nuevas reformas laborales, recortes, criminización de quien se oponga o cuestione a la derecha y el liberalismo…), lo saben, y nos temen.

Primero un pequeño grupo de simpatizantes del 15M, luego chicos de instituto en Valencia, ¿qué será lo siguiente?

STOP REPRESIÓN. SI NOS TOCAN A UNA, NOS TOCAN A TODAS.

Anuncios